Saltar al contenido
Regalos para bebés

Juguetes blandos para bebés

Juguetes blandos para bebés

Los juguetes blandos para bebés han de ser seguros para niños y niñas de todas las edades, hasta los que están recubiertos de lentejuelas.

A los bebés les gustarán los juguetes que emiten música y sonidos agradables o relajantes; que sean suaves, con diferentes texturas o supongan un contacto con los seres queridos; con colores brillantes; sencillos y que pesen poco.

Los muñecos de apego: estas piezas ejercen un papel muy importante en el desarrollo del bebé durante los primeros meses de vida. Se trata de pequeños peluches de textura suave y acogedora, a los que el niño se aferra desde las primeras semanas. Sirven para que el bebé gane seguridad a la hora de dormir solo y tienen funciones psicológicas como, por ejemplo, calmar al bebé después del llanto. Los muñecos de apego pueden ser de formas muy diferentes, aunque los más comunes son el clásico muñeco de peluche o el doudou

Un juguete blando nos ayuda a que el bebé conozca texturas y sonido

Un juguete blando nos ayuda a que el bebé conozca texturas y sonidos. Muchos llevan sonidos para las diferentes partes del cuerpo, o incluso es la propia textura la emisora del sonido en cuestión.

Teniendo en cuenta que el bebé se lo lleva todo a la boca es muy importante que sus juguetes no contengan piezas pequeñas y que a la vez, sean lo suficientemente resistentes como para que el infante no pueda romperlos y darnos algún susto inesperado.

También, al ser blandos, facilita que los bebés no se lastimen jugando con ellos.

Así que lo más habitual es que para un recién nacido, sus primeros juguetes, sean blandos o mordedores.  Siendo los primeros su primer contacto con el mundo del juego y la experimentación.

Así que adelante, entra y piérdete en el mundo del juguete blando, porque es tal la variedad que te volverás loco.