Saltar al contenido
Regalos para bebés

Calienta biberones

CALIENTA BIBERONES

Los calienta biberones son dispositivos que ayudan a que la temperatura del biberón sea óptima. Nos sirven para hacer el biberón y para mantenerlo en buenas condiciones durante un tiempo.

No es un artículo imprescindible para alimentar a un bebé, pero te ahorra tiempo y te ofrece tranquilidad y calidad de vida. Cuando estás cuidando de un bebé, cualquier minuto que puedas ahorrar gracias a la tecnología, es muy agradecido.

Los calienta biberones dejan la leche a la temperatura ideal para que el bebé se la pueda tomar, sin esperar y tras su utilización, la leche conserva todas sus propiedades y todo su sabor.

CARACTERÍSTICAS FUNDAMENTALES QUE DEBE TENER UN CALIENTA BIBERONES:

-Tiempo que tarda para calentar un biberón. Cuanto menos, mejor.

  • Que avise cuando termine de calentar.
  • Ha de poderse calentar distintos modelos de biberones.
  • Que se pueda conectar en el mechero del coche. Es una gran ventaja a la hora de viajar.

TIPOS:

*Calienta biberones eléctricos: Son universales y compatibles con la mayoría de biberones.

Este tipo de calienta biberones, evita que la comida se sobrecaliente. Tiene un indicador que se ilumina cuando el biberón está listo.

*Calienta biberones portátiles: Es ideal para llevar a cualquier sitio. Posee una cámara de gel que calienta la comida, sin tener que usar electricidad.

*Otro tipo de calienta biberones, son los que además de calentar, sirven para esterilizar. Tienen dos usos en uno.

*Los de última generación, te dan la opción de calentar potitos y descongelar comida. Esto es muy práctico y útil.

*Los digitales: Cuentan con una pantalla digital para seleccionar el programa, función y temperatura.

*Los ultrarrápidos: En su programa de calentamiento, usan vapor para esterilizar la leche. Calientan en un máximo de 3 minutos.

*Los de cápsulas: Funcionan con cápsulas preparadas con leche fórmula. Al presionar un botón, el aparato te prepara el biberón con la dosis y temperatura adecuada. Su único inconveniente es su elevado precio.

UTILIZACIÓN:

Son aparatos eléctricos bastante sencillos. Funcionan al baño María. Se pone agua en el calienta biberones, se introduce el biberón en el agua hasta que se cubra completamente. A continuación, se enciende el calienta biberones, se selecciona la temperatura y se espera hasta que el biberón llegue a la temperatura adecuada.

La mayoría tienen un sistema automático de apagado.

Se debe comprobar la temperatura de la leche, vertiendo unas gotas en la parte interna de la muñeca, para evitar quemar al bebé.

LIMPIEZA:

Su limpieza no es complicada porque no se mezcla el alimento con el agua.

Debe estar apagado y desconectado de la corriente eléctrica.

Se limpia con un paño húmedo por dentro y por fuera. No se usan productos abrasivos.

Es fundamental que no acumule cal.