Saltar al contenido
Regalos para bebés

Biberones

Biberones, historia, tipo, calidades.

Los biberones son unos recipientes cilíndricos que se utilizan para dar líquidos a los bebés o niños, que debido a su bajo nivel de desarrollo psicomotor, no pueden beber en un vaso.

COMPONENTES DEL BIBERÓN

Un biberón se compone de un recipiente cilíndrico, que es donde se echa el líquido. Este recipiente, puede ser de cristal o de plástico. En el interior del recipiente, puede llevar un tubo, el cual evita que el bebé ingiera demasiado aire. En su extremo tiene una tetina flexible, con un pequeño agujero, por el que absorbe el líquido el bebé y dicha tetina, va sellada con una tapadera hermética.

Biberones

Biberones

HISTORIA DEL BIBERÓN

Los biberones conservados más antiguos datan de la Edad de los Metales.

En aquella época, los biberones eran de terracota. Tenían una pequeña abertura, por la que se introducía el líquido y un pico rígido por el que succionaba el bebé.

En esta época, también eran bastante usados los biberones hechos por un cuerno de animal, cerrados con una tetina de cuero, o bien cerrados con una ubre desecada de vaca.

Las primeras tetinas de caucho y las primeras botellas de vidrio fueron patentadas en la década de 1.840.

Las primeras botellas de plástico resistentes al calor, se comercializaron en la década de 1.960.

HIGIENE DEL BIBERÓN

Debido a que el biberón es un recipiente de uso reiterado, a que contiene sustancias corruptibles con facilidad y a que está destinado para alimentar a bebés y a niños, la higiene de los biberones debe estar cuidada especialmente.

Uno de los problemas que puede tener un biberón es la acumulación de residuos alimenticios en lugares inaccesibles del biberón.

Estos residuos se suelen acumular en las comisuras de la tetina y en el mecanismo de cierre.

La acumulación de residuos, puede provocar la proliferación de bacterias y éstas pueden contaminar el contenido del biberón.

En principio, es suficiente lavar bien un biberón con agua y jabón.

Para garantizar una limpieza máxima, se puede lavar el biberón con agua caliente en el lavavajillas.

Hay padres que prefieren una mayor limpieza y para ello optan por esterilizar en caliente y en frío:

*Esterilización en caliente:

 

El método más corriente para esterilizar en caliente es la ebullición tradicional. Este tipo de esterilización, se realiza sumergiendo en agua hirviendo, durante 20 minutos, los biberones y las tetinas.

Para esterilizar en caliente, se pueden usar esterilizadores eléctricos, de vapor o para microondas. Estos esterilizadores ahorran trabajo y son bastante más rápidos.

*Esterilización en frío:

Para realizar este tipo de esterilización, se usan sustancias químicas diluidas en el agua del grifo. A continuación, se deben aclarar muy bien los biberones con abundante agua.

TIPOS DE BIBERONES

*Biberón de policarbonato: Es el que más se suele usar

El material del que está hecho es muy ligero y gracias a ello, se transporta cómodamente y es bastante cómodo para dárselo al bebé.

El policarbonato es u material muy resistente. Se mantiene en perfectas condiciones, aunque sufra golpes y caídas.

El policarbonato se puede calentar hasta en el microondas y es muy resistente a los cambios de temperatura.

Es un material que se puede esterilizar tanto en frío como en caliente.

El inconveniente que puede tener un biberón de policarbonato es que su interior se puede manchar del mismo color que la bebida que se le introduzca al biberón.

*Biberón de vidrio: Los biberones de este material son usados en los primeros meses de vida del bebé, porque el vidrio es un material muy higiénico y fácil de limpiar.

El vidrio resiste muy bien los cambios bruscos de temperatura.

Los biberones de vidrio se pueden esterilizar tanto en frío como en caliente.

El vidrio es un material que no absorbe los olores, ni los sabores, ni los colores.

El inconveniente que presenta el biberón de vidrio es que se rompe con mayor facilidad que el de policarbonato y pesa más.

DISTINTAS FORMAS DE BIBERONES

El modelo más clásico es el cilíndrico. Este tipo se adapta bien a todos los usos.

Los hay de forma triangular, los cuales favorecen el agarre y la estabilidad.

Existen unos biberones de formato más ancho, esto los hace más estables y facilita su limpieza y su preparación.

Otro tipo de biberones son los ergonómicos, los cuales están diseñados para que el bebé los pueda sujetar con mayor facilidad.

Existen los biberones antirreflujo y anticólicos. Los hay de forma curva y otros que tienen un tubo en su interior, para reducir la cantidad de aire ingerida por el bebé.

TAMAÑOS DE BIBERONES

El tamaño del biberón depende del peso y de la edad del bebé.

Los biberones se suelen clasificar en: pequeño, mediano y grande:

-El tamaño pequeño es de 90 ml aproximadamente.

-El mediano es de 120 ml aproximadamente.

-El tamaño grande es de 240 ml aproximadamente.

Las tetinas de los biberones tienen 4 tamaños:

-Orificio S: Para usar con leche materna, agua e infusiones.

-Orif. M: Para leche en fórmula.

-Orificio L: Para alimentos espesos.

-Orificio XL: Para leche con cereales.